Buscar


Nueva cara del estadio El Campín de Bogotá: el próximo 1o de abril se entrega su infraestructura

Versión para impresora

Por Rafael Caro Suárez
Renders, cortesía de: Manuel Villa+Paisajes Emergentes

Uno de los objetivos prioritarios en materia de infraestructura para la Alcaldía Mayor de Bogotá, y uno de sus grandes legados para la ciudad, es la remodelación y modernización del estadio Nemesio Camacho El Campín —ícono del fútbol y el deporte capitalino—. Considerado como el estadio más importante del país, tendrá una nueva cara a partir del 1º de abril cuando las obras sean entregadas por la Administración Distrital con el propósito de acoger 10 encuentros oficiales del Campeonato Mundial de Fútbol Sub-20, así como el partido de la final.



La remodelación, que a la fecha avanza en más del 56%, contempla una gran reforma de camerinos, palcos, zonas VIP y accesibilidad, requerimientos indispensables de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA, para las sedes del Mundial que se jugará del 29 de julio al 20 de agosto en todo el país.

El Campín será un espacio público
Los diseños fueron realizados por los arquitectos Manuel Villa, Sebastián Mejía y Édgar Mazo, que se ganaron el concurso abierto hace un par de años por la Sociedad Colombiana de Arquitectos y el Instituto de Recreación y Deporte (entidad adscrita de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte). Ellos concibieron una ambiciosa reforma que, además de adecuar la infraestructura logística y administrativa del complejo, adicionó a la tribuna occidental un programa comercial con locales en el primer piso y restaurantes en el segundo (por allí se ingresará al estadio).



Así, El Campín se convertirá en un escenario público, al permitir el ingreso diario de personas para comer en los restaurantes mientras se contempla el campo de juego desde la tribuna. Esta estrategia busca revitalizar y activar el edificio urbanísticamente en una zona de alto impacto como los barrios Galerías y 7 de Agosto. Un concepto utilizado también por los argentinos y los españoles, que han hecho lo propio con sus estadios privados de La Bombonera (Buenos Aires), el Camp Nou (Barcelona) y el Santiago Bernabeu (Madrid), por citar algunos ejemplos. Entre semana, ellos sirven de museos y vitrina comercial.

Las obras de El Campín las adelanta la firma Contein Tecmo, con una inversión de 23.368 millones de pesos en un área de intervención de 10.400 m2. Con el rediseño de El Campín, la ciudad se ahorró una buena suma de dinero, si se tiene en cuenta que el presupuesto para construir un estadio nuevo es de aproximadamente 300 mil millones de pesos.

A finales de enero, delegados de la FIFA visitaron el estadio El Campín para dar unvistazo al avance de las obras, que van por buen camino. Será emocionante presenciar, en primera fila, cómo Bogotá se convertirá en epicentro del balompié internacional en la histórica fecha del sábado 20 de agosto, cuando se dispute la final del Mundial sub 20 y las jóvenes promesas de este deporte dejen su alma en la cancha.

Navegando por la historia...
· El 10 de agosto de 1938 fue inaugurado El Campín, y se realizaron allí los I Juegos Bolivarianos. Entonces tenía una capacidad de 10.000 espectadores.
· La idea original de construir un estadio de fútbol para la capital fue del caudillo Jorge Eliécer Gaitán, quien en 1934 (mientras ejercía su cargo de alcalde) tuvo esta idea con motivo de celebrarse los 400 años de fundación de Bogotá.
· Don Nemesio Camacho, ilustre bogotano, era el dueño de la hacienda El Campín, cuyos terrenos fueron donados por su familia para construir el escenario deportivo.
· Los diseños originales de El Campín son del alemán Federico Leder Müller.
· Ampliación del aforo: mientras en 1948 la capacidad del estadio se aumentó a 23.500 espectadores y en 1950 a 39.000, en 1952 ella llegó a 42.000. El Campín ha tenido récords de entrada de 50.000 personas en 1959 y de 60.000 en 1962. Para el Mundial Juvenil de Fútbol 2011, el aforo será de 42.000 espectadores, todos cómodamente sentados.

Con una inversión de $23.368 millones, la Alcaldía Mayor de Bogotá avanza con paso firme en la remodelación del máximo escenario del deporte capitalino: El Campín, sede principal del Campeonato Mundial Juvenil de Fútbol, que se convertirá en el primer estadio colombiano en habilitarse como espacio público para la ciudadanía.