Buscar


Septiembre, el mes de la fiesta del patrimonio cultural de Bogotá

Versión para impresora

El 11 de septiembre, segundo domingo del mes, se celebra el Día Nacional del Patrimonio. Sin embargo, Bogotá desde hace 4 años, celebra durante todo el mes de septiembre su identidad y su herencia cultural.

Con el apoyo de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte y de otras entidades públicas, gremiales y privadas, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural se toma la ciudad para que todos los capitalinos podamos gozar y disfrutar de nuestro patrimonio. Ser bogotano, no importa cuál sea nuestro origen o lugar de nacimiento, nos hermana, nos identifica y sobre todo nos llena de orgullo.

El patrimonio cultural ha dejado de ser un tema de especialistas y se ha convertido en un referente diario para los ciudadanos. Ya no sólo se considera patrimonio a los más de 700 monumentos localizados en el espacio público o a las casi 7.000 edificaciones declaradas bien de interés cultural, sino que el concepto se amplia para cobijar todas las expresiones de nuestra identidad. Son patrimonio las manifestaciones tangibles e intangibles como nuestra deliciosa gastronomía, las prácticas culturales no sólo de los «cachacos» sino de bogotanos provenientes de todas las etnias y regiones del país, que con el paso del tiempo han contribuido a convertir esta ciudad en una metrópoli cosmopolita. También son patrimonio los humedales y espacios naturales, las historias y las costumbres de todo origen que con el paso del tiempo han permeado nuestra cultura. Nuestro patrimonio es tan extenso, variado, interesante y multicultural como esta Bogotá que nos acoge a todos con los brazos abiertos. Por ello en este mes del patrimonio son las localidades el eje fundamental de la celebración, cada día una de las 20 en las que se divide Bogotá hará un homenaje a su patrimonio local como forma de reconocimiento de la diversidad de expresiones que conforman nuestra identidad común. Es importante resaltar los esfuerzos en este sentido, por parte de la Alcaldía Mayor, que a través del Instituto Distrital de Patrimonio ha invertido más de 42 mil millones de pesos en recuperación del patrimonio cultural tangible e intangible.

Por ello queremos invitarlos a gozarse la “bogotaneidad”, a recuperar nuestros orígenes y a entender el calidoscopio multicolor de nuestra herencia cultural, a través de las actividades programadas en torno a la cultura festiva, los bienes muebles-inmuebles en espacio público, el patrimonio local, el patrimonio natural y el patrimonio para niños, en el marco de la reflexión sobre si el patrimonio se consume o no.

Consulte aquí la programación del "Mes del Patrimonio 2011"

 

El patrimonio material de Bogotá está conformado por todos los valores tangibles de nuestra capitalina: los sectores históricos de la ciudad, los inmuebles de carácter patrimonial, los monumentos históricos, esculturas, el espacio público (plazas, plazoletas, parques), y los vestigios arqueológicos.
En la foto, la renovada Plaza de Mercado de Las Cruces, recientemente restaurada por el Instituto Distrital de Patrimonio.

 

Cuando hablamos de patrimonio inmaterial nos referimos a los grupos étnicos que habitan la ciudad (indígenas, afros, raizales, room), los grupos sociales (personas campesinas, LGBTI, mujeres, discapacitados, artesanos), grupos etarios o generacionales (niños, jóvenes, personas mayores), la gastronomía típica, las fiestas y tradiciones culturales, y las expresiones y relatos (juegos tradicionales, relatos de tradición popular, personajes emblemáticos de la ciudad). 

En la foto, un delicioso Ajíaco santafereño, el plato típico por excelencia de Bogotá.

 

Árboles insignes de la capital, y los humedales que son fuente importante ecológica y floral, conforman el patrimonio natural bogotano.
Los senderos y caminos del Cerro de Monserrate, además de humedales, son explorados eventualmente a través de caminatas y recorridos patrimoniales organizados por el Instituto de Patrimonio, con la finalidad de que la ciudadanía reconozca los valores del entorno natural de esta gran urbe.