Buscar


warning: Creating default object from empty value in /home/ciudadvi/public_html/portal/sites/all/modules/gallery_assist_lightboxes/gallery_assist_lightboxes_display.inc on line 57.

Juegos que atraen a la lectura infantil

Versión para impresora

El cuento “El Gato Negro” de Poe, y otros cuentos clásicos, inspiraron actividades de mesa que acercan a los niños a los clásicos de la literatura. Conozca “Engánchate con la Lectura: un método interactivo para vivir la lectura de una manera diferente desde el entorno familiar”.

Los niños necesitan una guía para crear buenos hábitos de lectura, por eso es importante acompañarlos en el descubrimiento de historias que los motiven a leer. Pero cómo negar que el juego es el mayor motivador en la vida de los pequeños, especialmente durante la primera infancia y la etapa anterior a la adolescencia: estar al lado de los chicos en sus juegos, impulsando su participación en diversas actividades y generando un ambiente placentero para que disfruten de las diversas experiencias, es el factor determinante para vivir una niñez placentera.

Aunque muchos investigadores afirmen que el juego debe estar libre de todo patrón de reglas y objetivos preconcebidos −para que el niño no confunda el juego con trabajo−, lo que se puede hacer es mediar esta idea, ya que el aprendizaje iniciado por los niños no ocurre sin la guía ni la orientación de un maestro. Pero no se trata de imponer, incriminar o castigar, sino más bien de orientar, facilitar, impulsar, motivar, distraer, alegrar y brindar conocimiento para lograr una asimilación libre y espontánea.

Bien lo decía el psicólogo ruso Lev Vygotsky, quien consideraba que el desarrollo más allá de la infancia se ve influenciado por el contexto social en donde ocurre. Por esta razón Vygotsky construyó la teoría acerca de la “Zona de Desarrollo Próximo”: «Si se le pide al niño que trabaje de manera independiente en torno a un problema, como clasificar objetos de acuerdo a su forma y función, el niño exhibirá un nivel específico de desempeño». Sin embargo, Vygotsky creía que el desempeño del pequeño quizá no revele su verdadero potencial, pues si al mismo niño se le permite colaborar con otros amiguitos para resolver el problema, o recibe cuando menos un poco de orientación por parte del adulto, este puede alcanzar un desempeño más alto que cuando trabajo solo.

De esta teoría nació el método “Engánchate con la Lectura: un método interactivo para vivir la lectura de una manera diferente desde el entorno familiar”. Se trata de una serie de juegos de mesa basados en algunos clásicos de la literatura:
«Quiero que se asuma la lectura sin ninguna clase de obligación, y como a los niños les gusta: jugando de forma libre y espontánea. La idea es este juego los motive y que se conecte a sus vidas», explica Patricia Bejarano, creadora del método.

“Engánchate con la lectura” tiene un método didáctico, en el que a través de una serie de cartas con ilustraciones originales, clasificadas por colores y categorías, crea una dinámica de juego póquer con el cual se puede conocer la historia del Gato Negro de Edgar Allan Poe.

Desde los tres años, los menores pueden jugar con las cartas que se dividen en dos categorías: de acuerdo a colores y a características físicas y psicológicas de los personajes. Cada carta tiene, en la parte superior, la cola de un gato de diferente color y los jugadores ponen en la mesa las cartas según el tono de la cola, el color de la carta o la figura que esté dibujada, hasta quedar en limpio. Vale la pena destacar que aunque puedan existir varias interpretaciones de cuento, nada está inventado. Las categorías pertenecen exactamente a los elementos que Poe nos regala en su narración. El objetivo del juego es deshacerse de las cartas y crear con su imaginación varias posibilidades de la historia.

¿Y dónde está el Gato Negro?
 

Hasta ahora sólo se está comercializando “El Gato Negro”, mientras los padres de familia se convencen que acompañar a los niños en sus juegos es importante, y que a través del juego se puede enriquecer el mundo interior de los niños, en este caso con literatura clásica.

Mientras tanto, descansan en la gaveta los juegos “El diablo de la botella” de Robert Louis Stevenson y “La Naríz” de Nikolái Gogol, que con dinámicas diferentes basadas en dados, fichas y cartas, y con estrategias de oralidad, lectura y escritura, permitirá al público infantil descubrir los libros que hay en el mundo y el mundo que hay en los libros. Esto, precisamente, fue lo que le sucedió a Daniela, la hija de la creadora: con la ayuda de su pequeña, Patricia Bejarano diseñó estos nuevos juegos.

Daniela quiere replicar el modelo con el que su madre la motivó a conocer las historias fantásticas y asombrosas sin el peso de las calificaciones escolares. Ayúdala a multiplicar su fascinante invención.


“El Gato Negro” está a la venta en el Almacén Soluciones, Alejandría Libros y Madriguera del Conejo.
Y si usted así lo quiere, se lo llevan a domicilio en Bogotá, llamando al teléfono (071) 5335695.
Más información www.enganchateconlalectura.com.