Buscar


Juventud, divina armonía

Versión para impresora

Por Germán Hernández

 
Ensayo preliminar con algunos de los músicos que audicionaron. 


El pasado 2 de abril, Alba Yuliana Zapata Hurtado, de 17 años, se paró frente a una cámara de video con un trombón en la mano. Tenía los brazos tensionados por los nervios y una mirada asustada, que sin embargo se disipó en el momento de interpretar, durante dos minutos y 32 segundos, partes del Réquiem de Wolfgang Amadeus Mozart. Sus ojos seguían los garabatos de la partitura asignada al tenor menor, y se iluminaron después, cuando envió la grabación, desde un café internet de Pereira, al portal de Youtube.com acompañada de una ilusión digital en el alma: ser una de las integrantes de la nueva Filarmónica Joven de Colombia.

La misma emoción debió sentir Édgar Eider Millán Hidalgo en Manizales, quien también exportó al mundo del ciberespacio una improvisación personal de Johann Sebastian Bach tocada en su corno suave.

Las interpretaciones de estos dos muchachos no se refundieron en alguna rendija de la superautopista de la información. Esas grabaciones, lo mismo que otras 548 —algunas de la cuales estaban en CD—, llegaron a oídos de un prestigioso jurado internacional que tenía la difícil misión de escoger solamente a 55 jóvenes colombianos.

Al momento del cierre de esta edición de Ciudad Viva no se sabía si a Alba Yuliana o Édgar Eider les había sonado la flauta, y si hoy forman parte de los 55 muchachos que despertaron, este lunes 31 de mayo, con uno de sus sueños cumplidos: pertenecer a una orquesta de talla mundial. En esa fecha, luego de casi tres meses de incertidumbre, fueron escogidos los músicos que integran la primera promoción de la nueva orquesta Filarmónica Joven de Colombia, una agrupación que busca reunir intérpretes que puedan convertirse en la esperanza musical del país. «La Filarmónica Joven de Colombia surge de la necesidad de abrir espacios para los jóvenes músicos colombianos que les permita proyectarse a las mejores orquestas del mundo.

Queremos generar proyectos de vida artísticos y que se fortalezca el trabajo de formación de orquestas regionales y de los programas de educación superior de música del país», afirma Fernando Cortés, vicepresidente de Responsabilidad Social del grupo Bolívar, uno de los patrocinadores de la orquesta. Otras dos organizaciones —La Fundación Batuta y la Orquesta de las Américas YOA— completan la alianza entre entidades que hizo posible el surgimiento de esta promesa cultural.

Esta convocatoria se hará cada año entre músicos colombianos entre los 16 y 24 años. Los 55 integrantes de la Filarmónica Joven de Colombia 2010-2011 participarán, en compañía de la Orquesta de las Américas YOA, en una residencia artística del 30 de junio al 10 de julio, y en la gira inaugural por nueve ciudades del país que se hará del 10 al 25 de julio. La ciudad anfitriona del cierre de esta primera gira será Bogotá, el 25 de julio, en el Teatro Colsubsidio a las 4:00 pm.

Acaba de nacer la nueva Orquesta Filarmónica Joven de Colombia, con 55 músicos no mayores de 24 años, gracias a una alianza entre el Grupo Bolívar, la Fundación Batuta y la Orquesta de las Américas.

En la preparación de estas promesas musicales intervendrán maestros, directores y solistas de talla internacional. El staff de profesores de la residencia son reconocidos por su calidad artística y docente, como Leon Spierer, concertino de la Orquesta Filarmónica de Berlin, Mary Ann Mumm, violinista de la Metropolitan Opera Orchestra y Alex Klein, ex principal de oboes de la Orquesta Sinfónica de Chicago, entre otros.

En la gira nacional, la Filarmónica Joven de Colombia estará acompañada de artistas reconocidos en el mundo como Joshua Bell, considerado la superestrella de la música clásica, José Franch Ballester, uno de los mejores jóvenes clarinetistas del mundo, José Martín Niño, violinista de renombre y reconocido por su participación con la Filarmónica de Bogotá, y Guillermo Marín, actualmente considerado como el mejor clarinetista de Iberoamérica. Además participarán notables directores como Carlos Miguel Prieto, Matthew Hazellwood y Juan Felipe Molano.

Es quizá la primera vez que tres organizaciones aliadas unen de manera innovadora sus fortalezas para apoyar el surgimiento y permanencia de la Filarmónica Joven de Colombia. Se cuenta con el apoyo empresarial del Grupo Bolívar por medio de su Fundación Bolívar Davivienda, unido al de la Fundación Nacional Batuta, que aporta su conocimiento del desarrollo musical del país y la cercanía al público objetivo, y con el soporte de la YOA Orquesta de las Américas, que pone la experiencia del modelo de orquesta y sus contactos internacionales. «Esta alianza brinda la oportunidad de construir una relación cercana con nuestros públicos de interés, así como de contar con el soporte financiero necesario», señala Cortés.

El lanzamiento de la orquesta, previsto para este mes, será toda una conmemoración a la cultura y el arte en Colombia. En un concierto en Manizales, la nueva agrupación le rendirá un homenaje al clarinetista Guillermo Marín, que actuará allí como solista. Luego, el 19 de julio, el grupo celebrará el Bicentenario de la Independencia con un concierto el aire libre en Cartagena, que iniciará a las 10:30 pm con Joshua Bell como solista, y que se cerrará alrededor de las 12 de la noche con el Himno Nacional en su versión sinfónica. Será el comienzo del futuro. «Queremos generar un entorno cultural que permita a nuestros jóvenes músicos construir proyectos de vida artísticos y proyectarse hacia las más prestigiosas orquestas del mundo», añade Fernando Cortés, vicepresidente de Responsabilidad Social Empresarial del grupo Bolívar.