La Constitución de 1991 y la cultura