El pintor Carlos Salas: la búsqueda sin fin